Tipos de Tarot

tipos de tarot

Tipos de tarot y su significado

¿Qué es el tarot? El tarot es una baraja de cartas que se suele utilizar generalmente como medio de consulta e interpretación de hechos, sueños, percepciones o estados emocionales que forma parte, asimismo, de un tipo de cartomancia.

Sus orígenes datan al menos del siglo XIV. La técnica se basa en la selección de cartas de una baraja especial, que luego son interpretadas por el tarotista, según el orden o disposición en que han sido seleccionadas o repartidas.

Gran parte de la simbología de la que van cargadas las cartas de los distintos tipos de tarot proviene de religiones, filosofías y culturas muy antiguas. Esto demuestra que desde tiempos antiguos los sabios han estado interesados en los métodos de adivinación. Existen varios tipos de tarot, cada uno de ellos con sus propias características y particularidades.

La baraja de tarot está compuesta por 78 cartas, divididas en arcanos mayores y menores. La palabra arcano proviene del latín arcanum, que significa misterio o secreto. Los arcanos mayores son 22, mientras que los arcanos menores son un conjunto de 56 cartas divididas en 4 palos de 14 cartas.

Tipos de tarot y sus cartas

Existen varias barajas de tarot provenientes de diferentes culturas, como el Tarot Gitano o el Tarot Chino. La interesante cultura china, tan rica en costumbres milenarias, no tiene una antigua tradición en cuanto a los naipes del tarot. Por lo tanto, el llamado Tarot Chino, es una versión del europeo tomado desde el punto de vista oriental.

El tarot gitano es uno de los tipos de tarot con mayor historia y tradición. Aun así, es uno de los más desconocidos. Esta baraja de tarot tiene la particularidad de estar influenciado en mayor o menor medida por muchas de las culturas que a lo largo de la historia han entrado en contacto con el pueblo gitano.

También existe el Tarot de Lenormand. Fue una tarotista francesa, famosa a mediados del siglo XIX por ser la vidente de la primera esposa de Napoleón Bonaparte. Aunque este juego de naipes no fue creado por ella, hoy día se la rememora por la baraja que lleva su nombre.

Otro de los tipos de tarot más famosos es el Tarot Egipcio. La creencia de que forma parte del mitológico Libro De Thot, el dios del Antiguo Egipto, está muy extendida. Así pues no es de extrañar que una de las barajas de naipes más conocida sea esta.

tipos de tarot

Funciones de los tipos de tarot

A fines del siglo XVIII y comienzos del XIX las cartas de los diferentes tipos de tarot fueron asociadas al misticismo y a la magia. Aunque los naipes se usaban para predecir la fortuna en Bolonia en el siglo XVIII, fueron publicadas originalmente como un método de adivinación.

El interés en el tarot para la adivinación llegó tiempo después, durante el auge de los herméticos, de la década de 1840, en la cual estuvo involucrado Víctor Hugo. La idea de las cartas como clave mística fue desarrollada posteriormente por Eliphas Lévi y pasó al mundo de habla inglesa por la Orden Hermética del Alba Dorada. Levi es considerado por algunos el verdadero fundador de las escuelas más contemporáneas de tarot.

Los distintos tipos de tarot siguen constituyendo un medio de adivinación usado ampliamente en el mundo occidental. Las consultas tanto presenciales como no presenciales son muy habituales, sobretodo éstas últimas, ya que gracias a las nuevas tecnologías los tarotistas pueden atender vía telefónica o a través de un ordenador. Se suele emplear junto con otras creencias y tradiciones como la astrología o la numerología.

Para que sirven los tipos de tarot

En una consulta de tarot tendremos una visión íntegra de nuestro, del presente y del futuro, de manera cíclica y holística. Esto quiere decir que seremos capaces de ver el origen, el error o el porqué de una situación que aconteció durante nuestro pasado, sus consecuencias en el presente y cuales son las probabilidades o futuros posibles. El pasado es la base del presente y no se puede cambiar, pero el presente será la base de nuestro futuro y esto sí es posible cambiarlo, de manera que nuestro futuro sea lo más provechoso posible.

Conocer el origen de una situación nos ayudará a estar atentos y evitar que se repita. Cambiar la manera en la que afrontamos dichas situaciones nos beneficiará en todos los aspectos de nuestra vida. Es por ello que en una consulta de tarot el tarotista es un guía, ya que tiene la habilidad de combinar y leer los símbolos de las cartas juntos para poder dar una visión cíclica de un acontecimiento.

Esa es la función del tarot del futuro, evitar caer de nuevo en el mismo problema del pasado y poder afrontarlo desde el presente. De todas formas, un guía nunca tomará las decisiones por el consultante, este es siempre el que escoge su camino a seguir.